Proyecto

PROYECTO DE CONSERVACIÓN DE LA TORTUGA MARINA  ”NO ME TOQUES LOS HUEVOS”.

Nuestros turistas tienen la oportunidad de ayudar con la protección y conservación de las tortugas marinas en El Salvador.

Puedes ayudarnos en los meses de septiembre a diciembre,  cuando las especies de tortugas marinas llamadas golfinas, realizan las más grandes anidaciones en las playas de El Salvador, a este acontecimiento se le llama arribadas. La tortuga Baula o laúd (Dermochelys coriácea), Carey (Eretmochelys imbricata), Golfina (Lepidochelys olivácea) y prieta (Chelonia agassizii), también se encuentran en peligro de extinción en nuestro país, por factores culturales, los huevos de tortuga marina son consumidos como alimento afrodisíaco.

Los turistas pueden participar en todo el proceso de conservación de las tortugas marinas: patrullando las playas, en el cuidado y control del corral artificial de incubación, liberación de crías de tortugas marinas, actividades de educación ambiental y sensibilización.

El involucrarte con nuestros proyectos, contribuye al mejoramiento no solo de la biodiversidad de la zona, sino también ayuda a mejorar la situación socio económica de los pobladores, pues los turistas se alojan y conviven con las familias locales de las islas y zonas cercanas al proyecto. Además no puedes olvidar la increíble oportunidad de disfrutar de las mejores playas, y paisajes de la costa salvadoreña.

¿POR QUÉ SE LLAMA “NO ME TOQUES LOS HUEVOS”?
El ser humano en las últimas décadas se ha convertido el depredador numero uno de las diferentes especies de tortugas marinas a nivel mundial. En el caso de nuestro país  El Salvador, aspectos culturales, han afectado la supervivencia de este increíble animal.

Creencias de los beneficios afrodisiacos de la ingesta de  huevos de tortuga, ha venido a disminuir la población, y afectar la supervivencia de estos animales, su futuro dependerá de ti. No Me Toques los Huevos, se convierte en una iniciativa agresiva, que solamente trata de aclarar, una verdad a voces, si tan hombre eres no debes tocar y consumir los huevos de las tortugas marinas, pues un macho de verdad no necesita de eso….o si?

¿POR QUÉ  AYUDAR A LAS TORTUGAS MARINAS?
La Ruta del Zapamiche por muchos años ha sido consciente que en El Salvador la comercialización del huevo de tortuga marina ha representado para el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, un problema sin soluciones, ya que la venta de estos se convierte en una fuente de ingresos para las familias pobres que habitan dentro de los ecosistemas marinos protegidos por el Estado. Además se suman la contaminación, y depredación del entorno medio ambiental, resultado de patrones culturales y desempleo.

A principio del año 2009 por medio de un acuerdo ejecutivo en el ramo de Medio Ambiente, se prohibió la comercialización del huevo y productos derivados de la tortuga marina, cerrando las puertas a las comunidades que se sostenían económicamente de dicha actividad. Esta prohibición al mismo tiempo abrió las puertas a la actividad económica del turismo como medio de solución.

La observación de tortugas marinas con un enfoque turístico y más participativo del viajero,  genera ingresos locales casi tres veces superiores a los que se derivan de la venta de los productos que se obtienen de ellas, muchos de estos, ilegales.

¿QUIÉN FINANCIA EL PROYECTO?
Por el momento el proyecto funciona, con financiamiento propio, es decir con el dinero que los  turistas  como tú pagan por un tour al viajar con nosotros, es que se logra que funcione el proyecto “No Me Toques Los Huevos”.

La Ruta del Zapamiche lleva aproximadamente 5 años  protegiendo a las tortugas marinas en la playa Majahual de la Isla de Meanguera del Golfo (link que envíe al destino). Voluntarios independientes y de organizaciones internacionales de voluntariado, han participado en las diferentes etapas del proyecto, logrando hasta la fecha, la liberación de muchas tortuguitas, de la especie Golfina, Prieta, y Carey. (Ver video)

RECUERDA: La idea principal es que tu ayuda y visita sea parte de la solución y no del problema.